martes, 24 de noviembre de 2015

MÁS ALLÁ DE... QUIERO RESPIRAR


COMPRAR KINDLE:   QUIERO RESPIRAR
COMPRAR EN PAPEL: Quiero Respirar

¡NO LEER SI NO SE HA LEÍDO EL LIBRO "QUIERO RESPIRAR"!






¡Ya estamos en Mikonos!, mis mariposas y yo llevamos años soñando con este mágico encuentro. Ya hace unos años que se van organizando las reuniones de mariposas. Somos muchas y repartidas por todos los puntos del planeta. Pero si algo hace especial esta reunión es por el encuentro con nuestras mariposas griega y porqué el lugar del encuentro es el romántico e idílico lugar donde los protagonistas de mi novela vivieron su historia de amor. Por cierto se me olvido decir que yo soy Chary Ca y que fue mi primera novela “Quiero Respirar“ la que unió a este selecto grupo de mujeres a las que quiero , adoro y con las que mi vida dio un cambio de 180 grados. 

“¡Que locura! Esto se me va de las manos”, poco a poco todas hemos ido llegando al hotel ya estamos todas que yo sepa, y aquí no hay quien se entienda. Todas gritan, se abrazan, ríen y la gente nos mira como alucinados, yo soy feliz, porque ver la alegría de estas mujeres cuando se juntan es una de las expresiones de amistad y vida mejor captadas. 

—Mariposas por favor. — Grito intentando que mi voz suene por encima de tanto algarabío. Pero nada no hay manera, mi queridaDelfín que está a mi lado me guiña el ojo y me pide que me espere. Yo lo hago asombrada,” qué se le habrá ocurrido ahora”. En eso la veo llegar con un auténtico yogurt Griego que corta la digestión y lo que haga falta. El susodicho bombonazo se pone a mi lado y sin siquiera levantar mucho la voz dice:

—Por favor mariposas necesito un poquito de vuestra atención. 

Y como por arte de magia todas callan, se giran hacia nosotros y con cara de me lo como, se disponen a escuchar. 

—Todas tuyas guapa, —me suelta el bombón griego y yo roja como un tomate, intento que no se note que la baba ya me rueda por la comisura de los labios.
—Gracias chicas, ahora que mi ayudante capto vuestra atención voy a nombraros para iros dando la pulsera del todo incluido que nos facilitó el encargado de la recepción. 

Delfín, Martina, Mluz,Monipenny , Erika, Amparo, Elsa, Gaby, Dama, Mel, Pili, Lorena, Almu, Ester, Rosa, Ana, Vero, Gema,y Mari López.

— A ver, es hora de repartirnos las habitaciones.
— Eso nos da igual… — dice alguien al fondo que creo es Elsa.
— ¡La mía que lleve al moreno de recepción incluido! — grita Erika.

Miramos al muchacho que se llama Pablo según la chapa que lleva pegada en su pecho, y está más rojo que un tomate mientras todas las demás reímos a carcajadas por su ocurrencia. 

Una vez entregadas las pulseras a todas, llego el momento de subir a las habitaciones, cinco en las que nos repartiríamos de cuatro en cuatro. Me percato de que en la puerta de los ascensores estamos todas menos Martina, miro para la recepción y la veo aparecer todo ufana, seguida de un empleado del hotel que arrastra un carro con sus maletas. Me parto no podía ser otra. Cuando llega a mi lado sonríe pícaramente. 

—Qué pasa ya sabes que me encanta este momentazo. 

El sorteo de las habitaciones, complace a todo el mundo, todas nos adoramos y da igual con quien estemos el momento sigue siendo mágico. Solo Moni y Erika piden estar en la misma habitación y se les concede el capricho. 

                                      ***********

Daniel, Amanda, Julia y Sam estaban sentados en una de las terrazas de las piscinas del hotel, estaban allí para celebrar el cumpleaños sorpresa que Alberto había preparado para Ro. Pat se acercó hasta ellos con las bebidas y una divertida expresión en su rostro. 

—Chicas menuda hay liada en la recepción, por lo menos 20 chicas celebrando no séqué reunión de mariposas. Os juro que cuando las vi me recordaron a nosotras.
—No jodas Pat, —dijo Sam cabreado, no le hacía mucha gracia tener que compartir allí espacio con Julia y no estaba de muy buen humor.
—Créeme que conoceros a vosotras ya es suficiente sobredosis de riesgo en la vida de uno.—Dijo Sam mirando de reojo a Julia, quien no tardo en contestar.
—Vaya no sabía que ahora te apellidas cascarrabias. Pues a mí me encanta y como el cumpleaños de Ro sea todo lo muermo que me imagino, ni un minuto dudo en unirme a ellas, eso que lo sepáis.
—Claroooooo, como no, la reina de las situaciones absurdas, no podía faltar ella.
—Vale chicos, no podéis estar así todo el fin de semana, sois mayorcitos, para saber comportaros. —Dijo Mandy intentando poner paz entre aquellos dos titanes. Sabía que no era buena idea juntarlos después de tanto tiempo y con todo lo que habían vivido, pero Daniel se empeñó y Alberto insistió en que los quería a todos allí. 
 
Las miradas que se dieron lo decían todo, pero aun sin querer estar uno al lado del otro, ninguno de los dos había declinado la invitación. 


— ¿Cuándo llegan los tíos buenos? — preguntó Julia a viva voz, para que Sam pudiese escucharla bien.
— Cuando las abuelas os vayáis a dormir — le respondió este. 

Julia estaba enfadada, y todos podían ver que estaba a punto de salirle humo de las orejas. 

— ¡Tú! — gritó señalando a Sam —. Eres un auténtico idiota. 
— ¡Qué te den!
— ¡Eso, eso! ¡Qué me den! Por todas partes, y en todas las posturas…

Ahora era Sam el enfadado, Julia había conseguido una vez más darle la vuelta  la situación.
 
“Hay que joderse” pensó Daniel mientras observaba a Sam. La tensión sexual entre la parejitaera capaz de hacer un agujero en la capa de ozono. Pero como a tercos no les ganaba nadie, hay estaban reprimiendo sus instintos y dejando que la amargura les jodiera el momento. 

Después de una tarde en la que fueron tratadas como verdaderas princesas, tras la diversión en el spa, el morbo y la locura de los masajes que les habían proporcionado lo chicos del spa. Ya estaban preparaditas para cenar y pasar la noche mágica de San Juan todas juntas. 

Tras la cena bajaron a la playa privada del hotel, en ella tenían preparado unas tumbonas rodeadas de farolillos con velas y una hoguera, todo dispuesto para juntas pasar la mágica noche y dar la bienvenida al equinoccio de verano. 

Todas vestían de blanco como ya habían acordado en sus múltiples charlas por el chat.  Estaban bebiendo su champan preferido y comiendo fresas mientras parloteaban de la posibilidad de que los sueños se hicieran realidad. 

No muy lejos de ellas y sin que las mariposas se dieran cuenta Mandy y los demás estaban en otra hoguera mientras esperaban el mágico momento de saltar las olas. 

Entre ellos el ambiente se había relajado sobre todo por la alegría que Ro se había llevado al encontrárselos allí. Pero Julia y Sam juntos era un explosivo con tiempo de explosión. Y eso se notaba en el ambiente. Daniel y Mandy estaban juntos en una tumbona mientras se regalaban cariñitos, el vino de la cena los había puesto en modo tontorrón, y teniendo en cuenta que no tenían muchas oportunidades de estar juntos sin niños querían aprovechar. Pat y Álvaro  hablaban con Sam sobre la posibilidad de montar un negocio juntos.  Alberto y Ro se relajaban en sendas tumbonas mientras intentaban escuchar el sonido del mar. 

Julia resoplaba, y bebía champan mientras se daba cuenta que sus amigas se estaban volviendo unas muermos y que les hacía falta más de una terapia tequila. Últimamente tanto empalagamiento le estaba empezando a dar diabetes. Aunque claro la amargor de ver a Sam lo contrarrestaba. 

—Chicos no es por joder esta maravillosa velada, pero como no cambie mucho la situación, la tormenta que esta apunto de liarse nos hará saltar las olas en la piscina del hotel. —dijo Julia viendo como aire se levantaba y el cielo no dejaba de iluminarse por completo debido a majestuosos relámpagos cada vez con más frecuencia.
—Bueno pues no pasa nada, —dijo Mandy nos metemos dentro de aquella cabaña  y ya está.
—Yo creo que nos dará tiempo a saltar las olas.  —Dicho esto comenzó a llover, primero gotas finas, después más gordas hasta que al final comenzó a diluviar y tuvieron que salir corriendo hacia la cabaña.
Se refugiaron en una pequeña cabaña que había en un extremo de la cala.
—Aquí estaremos bien, no es muy grande pero para nosotros 8 es más que suficiente.
—Creo que era más que suficiente. —Dijo Sam mientras unas veinte mujeres se metían a presión dentro del mismo espacio.
—Genial — dijo Julia encantada. —Por fin comienza la fiesta. 

Las nuevas chicas reían y reían. Se habían calado hasta los huesos.

Cuando nos apretujamos dentro de aquella cabaña, nunca jamás me hubiera podido imaginar que los que  nos harían compañía aquella loca noche serian nuestros chicos y chicas de Quiero Respirar. 

—Mluz, cariño es un sueño o ese que está justo delante de mi es Daniel.
—¿Qué Daniel?
—Nena que Daniel va a ser el mío mi Daniel. 

En eso Delfín, Amparo y Elsa se acercan alucinadas. 

—Joder, joder, joder, que acabo de ver a Sam. —Dice Delfín con una expresión en la cara como si fuera niña y hubiera visto al mismísimo Santa Claus.
—Que sí, que se lo estoy diciendo a MLuz que esos son¡ los chicos de Quiero Respirar.!

Yo no me podía creer que aquello fuera real, era más fácil pensar que me había quedado dormida y esto no era más que un bello sueño. Pero no era real, la tenue luz de aquella cabaña era lo suficiente para ver que eran ellos los que compartían estancia conmigo y mis mariposas.  La voz se fue corriendo como la pólvora y como mis mariposas y yo somos tan disimuladas, los chicos de quiero respirar no tardaron en darse cuenta que los observábamos y cuchicheábamos sobre ellos.

—Mamita, mamita, —se me acerca Moni Penny — Que me da algo, que no puedo respirar, que no puedo creerme lo que estoy viendo. 

Yo no podía dejar de reír primero por lo nerviosa que estaba y segundo porque me estaban entrando las calores de la muerte, ver allí tan de cerca a Daniel estaba siendo insuperable. 

Si de este grupo alguien puede asemejarse a la forma de ser de Julia esa era nuestra Gaby y claro pensado y hecho en cuanto se percato del asunto no lo dudo ni un instante. 

—Chicas os propongo un juego y les pido a ellos que se unan.
—Estás loca Gaby no me fio de ti ni un pelo. —Soltó Amparo la cual aunque se había desmelenado mucho desde que era mariposas aun le quedaba ese punto de vergüenza.
— Tú déjame a mí. — Replicó Gaby y sin tiempo a nada hizo lo que tenía en mente. 

Se subió encima de una silla, y comenzó a pedir atención a voces. 

— ¡Atención, atención! 

De pronto consiguió su propósito y todos se giraron a verla. ¡Qué cabrona! 

— ¡¡Voy a hacer un estriptis!!
— ¡Gaby! — gritaba yo toda fuera de mí.
— ¡Sí! — gritaban las más atrevidas del grupo.
— Vale, vale, no os emocionéis que es broma. ¡¡Vamos a pasarlo bien, que estamos muy aburridos todos!!
— ¡Hablas mi idioma! — gritó Julia que comenzaba a acercarse.
— Primero vamos a presentarnos. 

Después de las presentaciones pertinentes, todas estaban deseosas de ser presentadas, podía ver incluso como a algunas chicas le temblaban las piernas cuando les presentaron a Daniel, y llegamos hasta la jefa:

—Y ella es Chary Ca, la culpable de que todas nosotras nos conozcamos y de que sepamos toda la vida de cada uno de vosotros. Es más sabemos cosas que me atrevo a decir ni vosotros sabéis. — La mato directamente la mato y luego le pido perdón, pero joder que vergüenza estoy pasando en estos mismos momentos. Más cuando Daniel se me acerca y plantándome dos sonoros besos me dice.
—Encantado, un placer todo lo que escribiste para mí. — Yo muero de amor por él cuando oigo a Sam decir.
—Se puede saber Chary Ca , qué mal te hice yo para qué te ensañaras conmigo.  — dijo Sam simulando cabreo pero con una sonrisa encantadora saliendo de sus labios. Menos mal que Gaby me rescato en ese momento.
— ¡Hora de emborracharnos!
— ¡Terapia tequila para todos!  — gritó Julia. 

Rebuscando por la vieja cabaña encontramos algunas botellas de alcohol, y aunque algunas no sabíamos muy bien de que eran, todas nos sirvieron para empezar la fiesta que acabábamos de montar. 

Algunas botellas ya estaban vacías, y hacía rato que todos comenzábamos a ver borroso. Y fue entonces cuando a Julia se le ocurrió la gran idea. 

— Vamos a contar nuestros más íntimos secretos…
—¡Empiezo yo, empiezo yo! Daniel ¿Fantasía sexual pendiente de cumplir? — preguntó Gabriella.
Joder con Gabriella, viene pisando fuerte.
—¿El juego funciona así? — pregunta Amparo que no deja de mirar a Daniel.
Todos reímos, Daniel carraspea y mira complica a Amanda, al final se decide a contestar:
— Hacerlo con Amanda en un furgón policial. Pero aquí mi mujercita no se deja, aún no ha claudicado, me hace falta insistir un poco más. — Dijo guiñándole un ojo —. ¿Por qué sigues sin querer, verdad? 

Ella asiente y él se limita a encogerse de hombros. Si él quisiera yo iría a ese furgón, pero más me vale no decir nada. 

Veo que Mandy se aleja, y Elsa la sigue, me acerco a ellas disimuladamente y escucho que hablan de forma animada, hasta que Elsa le pregunta: 

—¿Cómo fuiste capaz de aguantar todas las vejaciones a las que te sometió Nando y sin que nadie se diese cuenta si realmente no sentías que era tu verdadero amor?

Mandy se tensa. 

— Entiendo si no quieres contestar.
— No me importa de verdad — le responde Mandy de forma amable
—. Yo era muy joven, el me engaño con sus artimañas y el tiempo que estuve con él yo creía estar enamorada, era el primer hombre de mi vida y así lo pensé. Aguante por una mezcla de vergüenza por mí y de pena por él.

Las dejo hablando, el alcohol es lo que tiene… momentos de recuerdos amargos y lágrimas. Me doy cuenta que es así cuando escucho a Gema preguntarle a Daniel:

¿Cuándo el malnacido de Nando, secuestro a Amanda y tuvieron el accidente qué sentiste al saber qué Amanda había perdido el bebé qué  esperaba?

Recordar aquello a Daniel no le hacía gracia, pero entendía que formaba parte de su historia y que no la podía borrar de un plumazo.

—Esos días fueron los más angustiosos de mi vida, nunca lo pase peor que las horas que transcurrieron hasta que dimos con ella. Enterarme que había perdido al bebe, junto con la posibilidad de haberla podido perderla a ella me provocaron mucho miedo. Por eso decidí huir, prefería no tenerla a perderla. 
— ¡Se acabó el momento melancolía! — gritaba Julia, que acababa de volver a discutir con Sam —. ¡Chupito para Delfín! 

Y esta envalentonada dice: 

— Oye Daniel, tengo una curiosidad insana que no me deja vivir. 

Este extrañado la mira curioso, y ella ni corta ni perezosa se bebe de un solo trago el chupito que Julia le tiende justo antes de preguntar:

— ¿Cuándo miras a Amanda que sientes?
— ¿Aparte de calentura?

Reímos a carcajadas, durante minutos no podíamos parar.

— Siento, que luche por ella y acerté — explica Daniel — . Ella es el motor de mi vida, mi razón para creer que las personas estamos destinadas. ¡Y una fiera en la cama! Pero que no sepa que os lo he dicho. 

La noche en la cabaña se está poniendo interesante por momentos, cuando Sam comienza a bailar con Gaby sin ningún tipo de reparo, mientras Daniel baila con todas las chicas mariposas de forma más recatada, aunque a todas las vuelve locas. 

Cuando Martina está bailando con él escucho que le pregunta:

— ¿En qué piensas?
— En todo lo que hemos pasado — responde Daniel .
— ¿Sigues recordando a Juanan, el lobo del mar, a pesar de que ha pasado el tiempo?
— ¿Cómo sabes que pensaba en él? — pregunta extrañado —. Claro que me acuerdo, si no fuese por él no hubiese cambiado el chip, y sé que Juanan existió. 

Comienza a sonar, aunque no tenemos ni idea de donde sale la música, una canción muy movida, y todos nos volvemos locos saltando y cantando a viva voz. 

El alcohol sigue corriendo por todas partes, y Almudena se sube a una silla. ¡Al final vamos a tener estriptis! Aunque no esperaba que fuese ella…

— ¡Oye, tú! ¡Morenazo! 

Señala a Daniel. 

— ¿Tengo alguna oportunidad contigo? 

Todos nos quedamos callados, al final vamos a tener pelea si Mandy se lo toma mal. 

— Espera, espera, que no he formulado bien la pregunta… — y continúa hablando después de beberse el chupito que le dan:
—¿Cómo creéis que hubiese sido vuestra vida si no os hubieseis conocido Mandy y tú? ¿Hubiese tenido yo alguna oportunidad contigo?

Creo que el alivio es general en la sala cuando termina, y antes de que nadie hable, lo hace Daniel y Mandy a la vez. 

— No hubiésemos podido respirar. 

Un “ooohhh” generalizado suena en la sala, seguido de algún “cursi” y “le han cortado los huevos” que creo que viene de alguna de las mariposas. 

—Daniel, ¿te sigue pareciendo Mandy la mujer más maravillosa después de verla recién levantada?
—Amanda es maravillosa a todas horas, aunque no te voy a engañar, en ocasiones me sigue sacando de mis casillas. Pero que es maravillosa salta a la vista.
— Macho, hoy mojas — le dice Sam.
— ¡Daniel, retira eso! — le regaña Mandy.
— Sam, aquí el único que no moja eres tú — dice Erika —. Pero porque tú no quieres…

La noche se complica por momentos, no me fio ya de ninguna de las mariposas, llevan todas un pedo impresionante y cada vez están mucho más desinhibidas. Miedo me da.  Marilo coincide con Julia mientras abren una de las últimas botellas. 

—Nena, siempre me quede con ganas de saber qué te pasó con Sam, lo tenías en bandeja y qué paso, ¿quizás fue el cazador cazado?
—¿Pasarme? Nada, Sam no es lo que yo busco, yo solo me divertí con él, nunca quise una relación, es demasiado cansino para soportarlo eternamente. ¡Vuala! Botella lista para consumir. 

Comenzó a llenar vasos mientras los repartía con la ayuda de Vero. 

—Por cierto Daniel ¿qué opinas de las terapias tequila? — la hostia, miedo me da saber la respuesta, me quedo mirando a Daniel que hace un gesto de desagrado.
—No me gustan ni un pelo, mucho menos cuando las organiza la rubia y Mandyestá de por medio.
—Claro solo hay que verlo, mirar como vais todas, nenas sois como esponjas. —dijo Sam.
—Para eso está la noche, Sam, pero si tú quieres me haces la prueba del alcoholímetro. —Sonríe pícaramente Delfín. Y yo alucino creo que más que ella cuando veo que Sam se le acerca peligrosamente y le da un morreo de los de caracol.
—Pues sí, la verdad que sobrepasas los límites permitidos. 

Mariluz y yo nos miramos y  nos partimos de risa, sabemos que si Delfín le pidió a la noche de san juan un deseo se acababa de hacer realidad. 
 
Moni que lo vio todo pasó por su lado diciendo:

—Delfín creo que deberías a ir y cambiarte de braguitas.
—Joder,—contesto Delfín, mientras se encaminaba a la barra a por otro chupito más.

Rosa que andaba en ese momento cerca de Daniel le dijo:

—Veo que no te gustan las terapias por tu contestación.
—No, pero entiendo que son parte de ellas, y que nada podrá cambiar eso. 

De momento las chicas consiguen que la canción de QUIERO RESPIRAR suene en la cabaña, Pili le dice a Daniel y Mandy cuando acaban de bailarla.

—Qué seguís sintiendo cada vez que escucháis esta canción.  —Mandy responde:
—Sentimos que es nuestra que seguimos necesitándonos para respirar y que solo juntos somos capaces de conseguirlo.

En eso y como un huracán, Gaby aparece y se lleva bailando a Daniel. Lo sienta en una silla y al sonido de una música provocativa, un grupo compuesto por; Moni, Erika, Ester y Gema comienzan a bailar delante de él simulando un estriptis aunque sin llegar a quitarse nada. 

Yo me acerco al ver que Mandy está un poco en tensión.

—Son inofensivas no te preocupes solo que están locas por estos dos hombres.
—¿Y quieres que no me preocupe?

Julia que pasaba por allí en compañía de Pat dijo:

—Yo me preocuparía y mucho. 

En eso desde un rincón se escuchó un grito de Gaby. 

—Daniel ¿quieres casarte conmigo?.

Daniel sonrió y busco con la mirada a Mandy , esto se estaba poniendo algo embarazoso. Yo me di cuenta y me acerque a la silla, llevándome a Daniel.

—Eres una corta rollos ,escuche como me gritaban. Pero no me importo debía de salvar a mis chicos.

Mari luz al verme a solas con Daniel se acercó. Comenzamos a hablar y la pregunta de Mari luz me dejo helada. 

¿SEÑOR PISTOLA DE ACERO? (de verdad) ¿Qué te hizo meterte en la bañera de Lucía?

Noté como Daniel se incomodaba, pero aun así contestó. 

—La desesperación de no tener a Mandy, los celos, la idiotez de creer que con un polvo podría borrarla de mi piel. No estoy nada orgulloso de ello y miedo me da el día que Mandy se pueda enterar.
—Tranquilo — lo calmo — de mi boca no se enterara. 

Julia y Lorena coincidieron en la puerta fumando un cigarrillo. Tras varias caladas Lorena le dijo:

—Julia¿ porqué eres tan mala con Sam?

Sam que salía a fumar en ese mismo momento soltó.

—Esa contestación no me la pierdo 

Julia lo miró con ira, cada día soportaba menos su presencia. 

—¿Mala yo?, el día que yo sea mala con él , se borrara para siempre esa estúpida sonrisa de su cara. Pero ese díacréeme que llegara.
—No lo verán tus ojos, rubia, no lo verán. 

Como había acabado la tormenta se fue hacia la orilla donde se encontró a Delfín un poco perjudicada.

—Beber cuando no estás acostumbrada, no es muy inteligente que se diga.
—Lo sé, pero son tantas emociones juntas que una pierde el control de todo.
—Quiero disculparme por el beso de antes, quizás me pase de la raya
—No tranquilo, lo considero como un broche de oro a esta gran aventura. 

Martina vino a mí que estaba hablando tan ricamente con Pat y me avisó.

—Neni, neni, Sam y Delfín están sentados en la orilla de la playa.

Yo comencé a reír, era maravilloso nunca soñé con ver a mis mariposas y mis personajes mezclados y casando a la perfección. 

—Déjala, mañana despertara y todo esto será un dulce recuerdo. 

Dentro la fiesta seguía, Moni y Erika junto a Vero ,y Ester bailaban como locas, poseídas por el alcohol , la situación y el momento. Ro se unió a ella cuando sonaba su canción favorita. Comenzó a cantarla gritando.

“Que pasará, que misterio abra, puede ser mi gran noche….”

Moni vio a Daniel buscando más música para poner. 

—Desde luego papito, vales para todo. Me gustaría saber dónde encontrar a alguien como tú.
—Muy fácil, ves allí, esa mujer sentada en una tumbona.
—Si claro, ella es mi mariposa Chary Ca.
—Pues solo tienes que hablar con ella y que te cree uno igual que yo.
—Touche, papito, has estado ágil.
—Es broma corazón, seguro que con tu belleza y esa dulzura en algún rincón no muy lejano existe ese Daniel para ti. 

Me levanté de la tumbona y me uní al paseo que Mel y Mandy estaban dando hacia la orilla, así disimuladamente me acercaría hasta Delfín.

—Mandy, —dijo Mel. —Si Daniel te propusiera quedarte a vivir en Mikonos tú qué le dirías
—Que sí, mi lugar está con él, y si este lugar es un sitio tan mágico como este mucho mejor.

Cuando llegué a la altura de Delfín me senté junto a ellos.

—Hola, chicos ¿Interrumpo? —Ellos me miraron sonriendo.
—Sabes que eso nunca —me dijo Delfín. En sus ojos veía reflejado el cumulo de emociones que está viviendo en aquel momento. Me alegre, si alguien se merecía algo así esa era ella.

La noche fue dando paso al amanecer. Todos estaban ya cansados y exhaustos. Además de borrachos. Poco a poco fueron cayendo en la arena. Erika aprovecho estar cerca de Daniel. 

—Daniel, qué sentiste cuando viste la cara de tú bebe.

Daniel sonrió con una expresión de orgullo y nostalgia. 

—Sentí que tal y como Juanan me había enseñado la vida se lleva a alguien importante porque tiene preparado a otro para ocupar su lugar. Mi hermano se fue para volver convertido en mi hijo.  

Diciendo esto paso su brazo por detrás de su hombro y la acurruco en su pecho. 

—¿Qué piensas? — me dijo Elsa acercándose a donde estaba sentada.
—Pienso que todo esto es maravilloso, que no puedo pedir más, me siento tan querida y tan a gusto que creo que voy a llorar de la emoción.
—Serás cursi, consentida —dijo Gabriella uniéndose a nosotras.
—Sí, claro soy cursi, y por eso te quier.

Comenzamos a reírnos y poco a poco todos y todas se fueron uniendo a nosotras. 

Después de un lago rato, fue Mandy la que habló.

—Chary, lo primero gracias por esta historia, y lo segundo, ¿Volveremos a vernos?

Yo sonreí, noté todas las miradas puestas en mí. Como no íbamos a volver a vernos si ellos y mis mariposas eran ya gran parte de mi vida. 

—Si claro, lo haremos, cierta rubia y cierto poli tienen una tensión sexual no resuelta, y digo yo que tendremos que resolverla.

29 comentarios:

  1. Ooooooooh, me ha encantado!!! Muchas gracias Mari y Mariposa Jefa me he divertido un montón. Nos leemos ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro muchísimo que te haya gustado el juego. Besoss

      Eliminar
    2. Gracias Pili, fue muy divertido escribirlo. Un beso mariposa

      Eliminar
  2. Oh!!!! Increíble... Me ha encantado volver a saber un poco de Daniel y Mandy... Y como no, participar en esta idea, que por otra parte es una suuuuuuper idea!!!! Y ya por último, Chary, has mejorado de forma increíble tu forma de escribir....enhorabuena a las 2!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya gustado la idea. Besoss

      Eliminar
    2. Gracias Gabi, es bueno saber que uno mejora y que eso se nota. Y espero un dia poder ver una más allá de una novela tuya. Tiro el guante.

      Eliminar
  3. IMPRESIONANTE jefa. Sin palabras, me ha encantado. Era complicado con tantas preguntas que se te hicieron hacer la selección. Pero te ha quedado genial

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Amparo, ya sabes que para las mariposas no existen los imposibles. Fue divertido escribirlo. Ya tenia ganas de reencontrarme con los chicos. Un beso

      Eliminar
  4. Genial 👏👏👏
    Divertido y precioso....
    Gracias Chary, x estas preciosas lineas.....
    Enhorabuena y mucho éxito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias por pasarte y por tu comentario. Besoss

      Eliminar
    2. Adrinati, gracias a ti cariño. Me alegra saber que te divertiste con el nuevo encuentro con los chicos. Un beso mariposa.

      Eliminar
  5. Cada vez me sorprendes mas Chary Ca.
    Mira que era complicado conseguir enlazar todas nuestras preguntas con la historia de Daniel y Mandy...pero como siempre esa cabecita tuya sabe salir adelante y y encima de que manera!!!
    Muchas gracias a Mari por la idea y a ti todas las mariposas por participar.
    Besos....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro mucho que la idea os haya gustado.
      Besoss

      Eliminar
    2. Ruth cariño, emocionada de ver que os gusto tanto. Ya sabes que mientras os guste leerme yo seguiré escribiendo.

      Eliminar
  6. Madre mia, Chary, me ha encantado!!!!! Ojalá se hiciera realidad!!! Muchas gracias por regalarnos esta historia y sobre todo gracias por acernos partícipes de ella!!!! Muchos besos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja ha sido un placer participar y que participeis.

      Besosss

      Eliminar
    2. Mi mariposa desde los inicios, estoy encantada de saber que os gusto tanto este pequeño relato. Una maravilla escribir para vosotras. Un beso cariño.

      Eliminar
  7. lo siento por llegar tan tarde , ahora mismo lo lei he estado muy liada...solo puedo decir q me emocione muchísimo y rei también..es un placer estar en esas líneas y solo dire,,,gracias a esta familia de mariposas...chary ,mari,,,y todas las demás os adoro

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tranquila guapa. Me alegro que te guste. Besos

      Eliminar
    2. Gema cariño tu nunca llegas tarde. Si disfrutaste el cometido de este relato ya esta logrado. Un beso yo también te adoro.

      Eliminar
  8. Mira que lo vais a conseguir...!!!!
    Terminare por ser una lectora de lo que yo decia que no me gustaba....GENIAL...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Venga Trinidad, que te espero en el grupo de mariposas. Anímate guapa.

      Eliminar
  9. no lo hemos leido! aix, esperamos poder hacerlo
    un cuchu beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola cariño, deseando que lo leas. Un beso

      Eliminar
  10. No he leído aún completo el libro de Chary (joder que puñetero desastre soy). Pero cuando lo haga me pasaré por aqui a leerlo. Muaksssssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaj no te preocupes yo te debo lo mismo. un beso corazón.

      Eliminar
  11. Gracias a todas las que os habéis acercado a este espacio que Marilo presto para mis chicos de Quiero Respirar. Gracias por vuestros comentarios. Mis mariposas sois algo insuperable.
    Gracias de nuevo Mari por pensar en mi para esta locura.

    ResponderEliminar

¡Me gusta saber y leer tu opinión!
¡Tus comentarios son importantes para mi!
Si te pido, por favor, que no hagas publicidad en los comentarios e intenta no añadir spoiler.
¡Bienvenidos a Libros, Historias y yo!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...